Noticias

12º Informe Evolución salarial 2007-2018 de EADA e ICSA Grupo

10 Enero 2019
Recursos humanos

Informe ICSA EADALos salarios en España siguen estancados a pesar de la recuperación económica de los últimos años, con incrementos del PIB por encima del 3%. Así se desprende del 12º Informe Evolución salarial 2007-2018  elaborado por EADA e ICSA Grupo –consultora de Recursos Humanos con una dilatada experiencia en selección de directivos– a partir de una muestra que recoge datos salariales de más de 80.000 empleados por cuenta ajena en España.

Según el estudio, el salario medio bruto de los empleados españoles  se situó en 2018 en los 22.819 euros, lo que representa sólo un 0,11% más respecto a 2017 (26 euros adicionales). Los directivos y mandos intermedios registraron un leve aumento del 2’5%. En el caso de los primeros, el salario medio bruto anual fue de 81.059 euros, un 2,48% más que en 2017 (1.962 euros adicionales). Los segundos cobraron de media 41.507 euros, un 2,65% más (1.072 euros adicionales).

Esta situación es la que se viene repitiendo en los últimos años. Durante el periodo 2007-2018, directivos y mandos intermedios han conseguido mantener su poder adquisitivo, registrando un diferencial positivo del 1,18% y del 2,46% respectivamente, con una inflación acumulada del 16,8%. En este mismo periodo, los empleados han perdido un 0,3% de poder adquisitivo.

Ernesto Poveda, presidente de ICSA Grupo, ha reconocido que “los incrementos en 2018 han sido menos significativos de lo esperado”. De hecho, ha apuntado, “el aumento del 22% del salario mínimo interprofesional aprobado recientemente por el Gobierno sólo afectará a un 4% de la población, por lo que tendrá un impacto mínimo”.

Por su parte, Jordi Costa, autor del estudio y director del Postgrado en Relaciones Laborales Estratégicas y CompensaciónPrograma en Relaciones Laborales Estratégicas y Programa en Compensación Integral de EADA, ha asegurado que “las empresas no han redistribuido sus beneficios entre sus empleados ni han explorado nuevos modelos de flexibilidad retributiva relacionados con la conciliación laboral y familiar, flexibilidad horaria, formación o tickets restaurante o de guardería”. Y ha añadido: “Es un error el café para todos, es decir, el mismo salario según un rol profesional o área concreta. Las empresas deberían revisar los salarios de cada uno de sus empleados en base a lo que aportan a la productividad de la empresa”.

Ambos han coincidido en que los argumentos de “austeridad” y de “contención” que siguen dando las empresas tenían sentido pocos años después de la crisis de 2007 pero no en los últimos años en los que “se evidencia una clara recuperación económica”. Aunque Costa sí ha admitido que “los directores de las pymes hacen un mayor esfuerzo para pagar a sus empleados, más que las grandes empresas donde hay una gran brecha salarial entre directivos y empleados”.

Sectores mejor y peor pagados

Informe ICSAA pesar de la reestructuración del sector financiero que supuso una pérdida aproximada de 80.000 empleos desde 2008, éste sigue encabezando la remuneración en todas las categorías profesionales. En el caso de la industria, la internacionalización y la exportación le han permitido mantener los niveles salariales. La crisis de la construcción y la masiva pérdida de empleo han dejado tocado un sector que no ha recuperado su nivel retributivo desde entonces.

En el extremo opuesto encontramos el sector comercio y turismo, “el low cost de las rentas salariales del país”, según Poveda. En su opinión, “sorprende que un sector con tanto empuje y que representa una parte importante de nuestro PIB siga retribuyendo tan mal a sus empleados”.

Empleados navarros, los mejor remunerados

Los empleados de Navarra son los que cuentan con la retribución media más elevada del conjunto de España, con 25.967 euros, un 14% más que la media española. La diferencia con la comunidad peor remunerada, Extremadura, es de un 37% –la media es de 18.884 euros–.

Si hablamos de directivos, los mejor retribuidos son los de la Comunidad de Madrid, que ingresan 85.347 euros al año, un 5,3% más que la media nacional, seguidos de los de Cataluña, con 82.310 euros. En la comunidad catalana, los mandos intermedios cobran un salario medio de 42.148 euros y los empleados de 23.171 euros.

 

Descárgate el informe