Noticias

14º Informe Evolución Salarial 2007-2020 de EADA e ICSA Grupo

22 Enero 2021

Informe ICSALos salarios se estancaron en 2020 debido a la incertidumbre generada por la pandemia. Así lo concluye la 14ª edición del Informe Evolución salarial 2007-2020 de EADA Business School e ICSA Grupo, según el cual, las subidas salariales han sido insignificantes y producidas, principalmente, por la baja inflación. Por categorías profesionales, los mejor remunerados vuelven a ser los directivos, cuyo salario medio se sitúa en los 86.257 euros, suponiendo una subida del 1,75% con respecto al 2019. Le siguen los empleados, con una retribución bruta de 23.531 euros, un 1,2% más que en 2019. A diferencia del informe del año pasado, los que han tenido menos incrementos salariales han sido los mandos intermedios, siendo sólo del 0,3%, con un salario bruto de 43.056 euros.

Por sectores, los más favorecidos vuelven a ser banca y seguros –que contrasta con la restructuración del sector financiero y su consiguiente destrucción de empleo– e industria –debido, sobre todo, a la internacionalización y a la exportación–. En el lado opuesto se sitúa de nuevo el sector comercio y turismo, el más afectado por la crisis actual y que registra una evolución negativa desde 2013. Si lo analizamos por categorías profesionales vemos que los directivos que más cobran son los de banca y seguros (91.332 euros), seguidos por los que están al frente de compañías industriales (87.338 euros) y por los que se dedican al sector transporte (81.382 euros). En el caso de los mandos intermedios, los mejor remunerados son también los de banca y seguros (50.537 euros), seguidos por los del sector industria (43.260 euros) y por los de la construcción (43.001 euros). En los empleados, los más favorecidos son los que trabajan en el sector industrial (27.818 euros), seguidos por los de banca y seguros (26.619 euros) y construcción (21.557 euros).

Por tipología de empresa, las más afectadas por la pandemia han sido las pequeñas y las microempresas, que representan el 99,4% del tejido productivo español.

Cambios en la estructura contractual

WorkersA esto cabría añadir otro dato no menos importante, que es también un síntoma del impacto de la Covid-19 en la economía española. Como apunta Jordi Assens, profesor del área de Estrategia, Liderazgo y Personas de EADA Business School, “estas leves subidas salariales se han dado en trabajadores a tiempo completo y por cuenta ajena, los cuales representan un 60% de la población”. Según explica, “el otro 40% corresponde a trabajadores autónomos, a tiempo parcial o temporales, lo que indica que la estructura contractual cambia en momentos de incertidumbre como el actual”. En este contexto, Assens insiste en la urgencia de reactivar la economía identificando y apoyando a aquellos sectores más productivos, que incluyen a las empresas más innovadoras, que han dado el salto al mundo digital incorporando las tecnologías más punteras, que son escalables y globales y tienen salarios más elevados”. Para el profesor de EADA, “el salario es un indicador de la calidad de cualquier economía, por lo que poner el foco en las empresas más productivas es más prioritario y efectivo que cualquier reforma laboral aprobada por el gobierno para aumentar los sueldos”.

Revisión de los modelos de retribución flexible

Como aspecto positivo, el informe destaca un cambio de tendencia en cuanto a la retribución flexible. Según Ernest Poveda, presidente de ICSA Grupo, “el contexto actual ha obligado a las empresas a aplicar modelos de flexibilidad retributiva (conciliación, flexibilidad horaria, formación…) a los cargos menos cualificados, un paso importante porque hasta ahora sólo se aplicaban a mandos directivos y a algunos intermedios”. En su opinión, “la pandemia ha acelerado un cambio muy necesario en el modelo de retribución de los empleados, anclado en el sueldo fijo indexado al IPC, abriendo las posibilidades a un sistema más flexible y variable que se adecúe mejor a las circunstancias”.

Retribución por Comunidades Autónomas

Los directivos mejor retribuidos son los de la Comunidad de Madrid, que ingresan 91.394 euros al año, seguidos por los de Cataluña (88.450 euros) y Asturias (85.520 euros). En cambio, un año más, Navarra es la que lidera la retribución media a sus empleados. En promedio, ingresan 25.666  euros brutos anuales, lo que supone algo más de un 10% que la media nacional. Le siguen Madrid, donde los empleados cobran una media anual bruta de 24.648 euros, y Cataluña (23.777 euros). La comunidad con salarios más bajos sigue siendo Extremadura, que registra una media de 19.300 euros anuales.