Noticias

13º Informe ‘Talento femenino 2019' EADA-ICSA

Diferencias salariales y cuota de presencia femenina. 13º Informe ‘Talento femenino 2019’ de EADA e ICSA Grupo

3 Mayo 2019

La igualdad salarial apenas avanza en el ámbito laboral en España

  • Los directivos ganan, de media, un 16% más que sus homólogas femeninas.
  • La presencia directiva se recupera de forma muy tímida.
  • Los expertos reclaman cambios urgentes en la educación y los valores, en los modelos de gestión empresarial y en el terreno legislativo.

Descarga el informe

Indry_Canchila_web.jpg

Barcelona, 3 de mayo de 2019. Según el 13º Informe ‘Talento femenino 2019. Diferencias salariales y cuota de presencia femenina’ elaborado por EADA Business School e ICSA Grupo, en el último año, los hombres han ganado de media un 16,1% más que las mujeres en puestos de dirección en España. En cuanto a la presencia de mujeres directivas en las empresas, se ha situado en el 16,2%. Aunque sigue siendo inferior a la de los hombres, supone una leve mejora de 0,8% respecto al 2018 en la que fue de un 15,4%. En tan sólo 5 años, del 2008 al 2013, se perdieron casi 10 puntos de presencia femenina. Recuperar ese terreno perdido está siendo un proceso muy lento. Indry Canchila, socia de ICSA Grupo y responsable del informe, considera preocupante este dato “tardaríamos 20 años en recuperar el ‘gap’ salarial si avanzamos sólo un 0,8% cada año”.

El estudio, elaborado a partir de una muestra que recoge datos salariales de más de 80.000 personas empleadas por cuenta ajena en España, confirma que el crecimiento de la economía española en los últimos años no tiene una incidencia directa y proporcional en la reducción de la desigualdad de los salarios entre hombres y mujeres. La Dra. Aline Masuda, profesora de EADA Business School y colaboradora del informe, asegura que “la crisis nos devolvió al modelo de gestión clásico con más control, rigidez y la disponibilidad absoluta y es ahí donde las mujeres tenemos las de perder”.

Desigualdad retributiva

El detalle de los resultados que se han presentado hoy ofrece información muy reveladora como, por ejemplo, el hecho de que las mujeres siguen cobrando menos que los hombres en todas las categorías profesionales. Los directivos ganan de media un 16,1% más que sus homólogas femeninas. Lo mismo sucede en el rango de mandos intermedios en el que las mujeres ganan un 11,3% menos o, a nivel de empleado, donde esta diferencia es del 12,4%.

En España, el 83,8% de los puestos de dirección los ocupan hombres por el 16,2% que son ocupados por mujeres.

Aline_Masuda_web.jpg

La presencia de mujeres en posiciones directivas es también inferior a la de los hombres. En España, el 83,8% de los puestos de dirección los ocupan hombres por el 16,2% que son ocupados por mujeres. Aunque el desequilibrio es evidente, estas cifras suponen un ligero incremento en la cuota de presencia femenina respecto al 2016, en ese año la presencia de la mujer rozó el 12%. La gran empresa es la que tiene un porcentaje menor de mujeres en puestos de dirección con un 2,05%. Por el contrario, la pequeña empresa tiene un 10,05% de mujeres directivas. Indry Canchila, afirma que “aunque se percibe una mejora, tanto en las diferencias salariales como en la presencia femenina en puestos de dirección, es del todo insuficiente”. Por áreas, Recursos Humanos (32,2%) y Dirección de Administración y Finanzas (19,5%) siguen siendo las que cuentan con una presencia directiva femenina mayor. En el lado opuesto, sólo un 8,6% de mujeres asumen las funciones de Dirección General frente al 91,4% de los hombres.

“El diseño de los puestos de trabajo no favorecen la incorporación de mujeres a puestos directivos. Aunque también percibimos que la digitalización y el teletrabajo pueden ser elementos favorecedores de la conciliación siempre y cuando el sector, el producto o servicio lo permitan”.

En cuanto al nivel de formación de las posiciones directivas, el estudio desvela que las diferencias son pequeñas. Un 43,3% de las directivas ha obtenido una titulación de Master o Posgrado frente al 42,2% de sus homólogos masculinos. En esta misma línea, hay un 2,3% más de mujeres de media con titulación universitaria. Esto indica que la desigualdad en las retribuciones y en la cuota de presencia femenina no responde a un menor nivel formativo por parte de las mujeres. Para Masuda, “se ha socializado que el directivo tiene que ser un hombre por el mero hecho de que la sociedad está acostumbrada a ver a hombres desempeñando ese rol. Debemos promover este cambio de perspectiva desde la escuela con medidas que favorezcan la igualdad como han hecho otros países como Suecia”.

Necesidad de medidas

Frente a este problema crónico de igualdad en el ámbito laboral en España, existen tres grandes áreas en las que se puede actuar según los expertos: la personal, a través de la educación y los valores; la empresarial, favoreciendo modelos de gestión adecuados; y en el ámbito político con propuestas legislativas que apoyen la igualdad. En este sentido, la Dra. Aline Masuda considera que las medidas en políticas de igualdad “responden a la presión social pero tienen que ser concretas y aplicables como la reciente ampliación del permiso de paternidad”, aunque también advierte que “es preocupante la aparición de grupos que cuestionen abiertamente el tema”. Para Canchila es necesario “pasar de ser meros espectadores a actores, necesitamos cambios urgentes”.

Descarga el informe